jueves, 29 de octubre de 2020

Usuario

Contraseña

¿Olvidó su contraseña?


Por aquí saldrán noticias de la Ibérica

3dia de la provincia

Superior Provincial



Bodas de oro sacerdotales

A todos los llamó el Señor para formar parte de la Familia de la Virgen del Monte Carmelo. A todos los ungió el Señor para ser sacerdotes in aeternum, para consagrar el pan y el vino y entregar el Cuerpo y la Sangre de Cristo para alimento de los cristianos de las comunidades a los que han sido destinados. A todos les dio el Señor el poder de perdonar los pecados, el poder de levantar lo que estaba caído. ¡Cuánta paz han dejado en tantos corazones a lo largo de cincuenta años! ¡Cuánta música de Evangelio han despertado en las cítaras y arpas dormidas de las gentes! Son Juventino, Germán, Antonio María, Angel, Eustaquio, Gerardo, Canisio... Están de bodas, bodas de oro sacerdotales y todos nos alegramos con ellos. Abrumados por tanta gracia no podemos dejarlos solos en el agradecimiento y, con gozo, nos unimos a ellos para dar infinitas gracias al Señor de los dones. Todos los que formamos la Provincia de San Juan de la Cruz de Burgos, Frailes, Monjas y Carmelo Seglar y las comunidades cristianas en las que ahora desarrollan su tarea pastoral, oramos por ellos para que sigan disponibles al Señor, que es fiel en sus dones y quiere culminar la obra que un día empezó en nuestros hermanos. ¡Felicidades a cada uno y a todos! Vuestra fidelidad nos anima a todos a seguir al Señor con alegría. Que la Virgen del Carmen os guarde con la dulzura de su protección. 



enviar por email Imprimir

« El P. Miguel Márquez, porvincial de Castilla La fiesta de los detalles »